Una tarta para Andrea



El viernes día 30 ha sido el santo de mi hija Andrea y aunque tenía fiebre y un “gripazo” tremendo no me quedó más remedio, que preparar su tarta. Como un par de días antes ya no me encontraba muy bien, decidí no complicarme y preparar un bizcocho que para estas tartas nunca falla, se trata del Madeira sponge cake del que ya anteriormente puse la receta.

Preparé el bizcocho y bien envuelto en film lo reservé en la nevera hasta el día de la preparación. En esta ocasión la tarta está rellena de dulce de leche y con cobertura de chocolate blanco.

Después de desayunar con Paracetamol me dispuse a preparar la tarta, me encontraba  tan mal que me llevó casi toda la mañana, pero conseguí terminarla a tiempo y a ella le encantó.


Ingredientes:

1 bizcocho Madeira sponge cake en un molde de 18 cm de diámetro para que quede alto.

Almíbar:

Ingredientes:
  • 225 ml de agua.
  • 150 g de azúcar.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación:
  1. Ponemos todos los ingredientes al fuego.
  2. Dejamos cocer unos diez minutos y reservamos.

Relleno:
  • 1 bote de dulce de leche.

Ganaché de chocolate blanco:

Ingredientes:
  • 100 ml de nata
  • 150 g de chocolate blanco

Preparación:
  1. Troceamos el chocolate en un cuenco.
  2. Calentamos la nata hasta que empiece a hervir.
  3. Vertemos sobre el chocolate y removemos hasta que se funda.
  4. Dejamos enfriar completamente. 

Preparación de la tarta:
  1. Cortamos el bizcocho en tres discos.
  2. Los bañamos con el almíbar, usando un pincel y teniendo cuidado de que no queden miguitas.
  3. Rellenamos con dulce de leche.
  4. Cubrimos el bizcocho por la parte superior y los laterales con la ganaché de chocolate blanco y metemos un ratito en la nevera para que endurezca bien, cuando lo sacamos alisamos perfectamente con una espátula que habremos sumergido en agua bien caliente, esto nos dejará una cobertura muy lisa sobre la que el fondant quedará genial.
  5. Estiramos el fondant sobre la mesa de trabajo untada con maizena.
  6. Colocamos sobre el bizcocho y alisamos bien.
  7. Preparamos las decoraciones, en este caso fueron hojas y una gran flor, que por cierto como fue el paso final me costó muchísimo trabajo terminar ya que me subía la fiebre.




En fin, tarta terminada, niña contenta y toda la tarde en la camita.

¡Por cierto! Y aunque sea con retraso, muchas felicidades a todos los Andrés y Andreas.

Un beso.

11 comentarios:

  1. Qué preciosidad de tarta!!!! Me encanta!!!! Muchas felicidades a tu hija!! y espero que ya estés recuperada del todo!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchisimas gracias Fani, ya estoy un poquito mejor. Me alegro que te guste la tarta. Un biquiño

      Eliminar
  2. Es una pasada! Te ha quedado preciosa.
    Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y un beso grande para ti también

      Eliminar
  3. Te ha quedado genial, felicidades!!! Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, teniendo en cuenta lo malita que estaba quedó bastante bien. Un saludo

      Eliminar
  4. Hola Blanca! Gracias por visitar mi blog! Estoy recorriendo el tuyo... si que es nuevecito!!! Me alegro de que estés en el mundo bloguero y te espero en el "Desafío Navideño". Un besote!

    http://cosasricasdegaby.blogspot.com.es/2012/11/desafio-navideno.html

    ResponderEliminar
  5. Que tarta más bonita, seguro que quedó encantada la niña, espero que tú ya estés bien del todo, a pesar de la fiebre que bonita, los colores también me gustan, pero ese corte!! que bizcocho también más rico y jugoso se ve, vamos perfecta!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Felicidades a Andrea. Y a ti, la tarta es espectacular. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Cristina Tello04 diciembre, 2012

    Eres una fenómena!!! Con el gripazo que te he pegado y puedes hacer estas maravillas.... Simplemente enhorabuena

    ResponderEliminar
  8. ese dia tambien era mi santo y estaba malita

    ResponderEliminar